lunes, 29 de mayo de 2017

Pablo Bernabé entrenador de Posadas afincado en Marbella anuncia su retirada de los banquillos con una emotiva carta de despedida

**Pablo Bernabé entrenador actual en el club Costa de Marbella, natural de Posadas (Córdoba), anuncia una emotiva carta de despedida que se retira de los banquillos como entrenador de baloncesto, una decisión que como amigo suyo que soy respeto pero que algo en mi interior me dice que conociendo su pasión por el basket y su juventud, será una decisión pasajera y que posiblemente como los buenos toreros y "Pablo lo es", vuelva cuando de nuevo le hierva la sangre que estoy seguro será pronto.
Pablo es de esas personas en el baloncesto que si no existieran habría que inventarlo, es un entrenador estudioso, trabajador y con un "halo psicológico" especial para dirigir grupos y convencerlos de que todo es posible, es listo como pocos pero además es justo con sus jugadores y respetuoso con el rival, sabe leer muy bien los partidos y es generoso en la victoria y en la derrota (no busca excusas banales cuando llegan y las toma como referencia para mejorar).
En Marbella con sus inseparables hermanos Gámez (Juan Luis e Ibón), ha hecho una labor extraordinaria y formidables en los últimos años con equipos de formación y con el desarrollo del Campus Gaber (si yo tuviera hijos pequeños los llevaría allí), eso sin olvidarnos su paso por el baloncesto de semiélite (Marbella en EBA y Primera Nacional con una labor magnífica durante varios años, que jugadores como José Francisco Ramos, Ibón Gámez y Juan Antonio Fuentes lo ensalcen ya es mas que significativo. 
Tampoco me quiero olvidar de su labor como Coordinador Técnico en los Clinics de la Fundación Césare Scariolo (aunque en esa labor ya ha dicho que continuará), pero durante muchos años ha sido una pieza clave en conseguir traer a los mejores técnicos españoles que han ilustrado con sus conocimientos a cantidad ingente de entrenadores andaluces y de otras regiones de España.
Podría hablar horas y horas de Pablo y de su baloncesto, pero por encima de todo me quedo con su amistad y de las charlas que hemos tenido bis a bis de forma personal y por teléfono, charlas que tratándose de dos locos apasionados del baloncesto siempre se hacían eternas e interminables. Un abrazo amigo, te deseo lo mejor en tus nuevos proyectos tanto a nivel personal, familiar como profesional.**
Carta de Despedida 
Esta es una carta que llevo escribiendo desde hace tiempo…pero que nunca puedo acabar…
Antes de nada comunicar que ésta, no es una decisión tomada a la ligera por un arrebato o a consecuencia de algún resultado, es fruto de algo sopesado desde hace tiempo, rumiado y masticado que lleva vagando por mi cabeza las últimas temporadas.
Siempre dije que el día que saliera a pista y no tuviera ese cosquilleo de nerviosismo y tensión, ese pellizquito en el estómago tan necesario para mí, sería el momento de marcharme… y ese instante ha llegado…, no se trata de poner un punto y final, se trata de decir adiós, sin marcar fechas de regreso ni nada por el estilo porque sé que esta droga no la puedo dejar de forma inmediata.
Era el verano del 92 con apenas 16 años, cuando uno de mis referentes como Entrenador, Manolo Pulido, en mi Posadas natal me informaba de un Curso de Monitor Andaluz de Baloncesto (actual entrenador Nivel 1) para el cual me podía apuntar y así aprovechar mi pasión por este deporte que tan mal se me daba (era un jugador realmente pésimo), pero al que tanto quería y amaba.
A partir de ese momento me marqué el reto de sacar todos los títulos de entrenador y ver hacia donde me llevaba. Dos veranos después logré sacar el 2 Nivel y en el verano del 97, contra todo pronóstico y creencia de los que me rodeaban, el Curso de Entrenador Superior en Bilbao, del cual también se cumplen una cifra significativa como son los 20 años, y en el cual tuve la oportunidad de coincidir con grandes entrenadores triunfadores hoy día (Lucas Mondelo, Moncho Fernández), extraordinarios compañeros y sabios de esto (Aitor Uriondo, Freddy Enguita) y exjugadores históricos como Fernando Arcega o Nieves Anula, todos ellos alumnos del CES’97.
El pasado año decidí que cumplir estos aniversarios podía ser el momento adecuado. El cansancio acumulado en las ultimas temporada es importante; la saturación de partidos y entrenos con equipos de formación me ha desgastado mucho, he de reconocerlo, y sinceramente, no me veo con las ganas e ilusión necesaria para poder seguir otro año con niños, a los cuales lo más importante es contagiarles tus ganas y tu pasión por este deporte…y yo, no me veo en las mejores condiciones para inyectarles ese optimismo tan necesario…
Alguien me decía que la presión en cantera es menor que con los equipos senior en categorías nacionales….nada más lejos de la realidad, al menos mi forma de trabajar e implicarme de la misma forma o incluso más, y quizás, y solo quizás, ese haya sido uno más de mis numerosos errores…lo vivo y doy todo, independientemente de la categoría que tenga entre mis manos.
Uno de mis “hermanos”, José Francisco Ramos, me dijo una vez hace 15 años cuando iniciamos el proyecto del CAB Estepona, que lo que le gustaba de mi forma de entrenar era que trabajaba igual con un grupo de niños que con el conjunto senior, lo cual he recordado y respetado siempre.
Al BALONCESTO le debo todo. Es más, me cuesta concebir mi vida sin una pelotita naranja de por medio…lógico, cuando 25 de mis 41 años actuales los llevo ligados a un silbato, una pizarra y un balón.
Mis mejores amigos los he conocido aquí, muchos de los grandes recuerdos que relatan mi vida están ligados directamente al baloncesto….pero hay momentos en los cuales para poder seguir…has de parar, y a mí me ha llegado ese momento.
He sacrificado todo por este deporte, y quien me conoce sabe bien de lo que hablo. Esta circunstancia ha hecho que no sea comprendido por muchos de los que me rodean y que el precio a pagar haya sido caro en relaciones personales, laborales y de amistad, pero sobre todo, me ha privado de compartir más tiempo con mi familia, con mi pareja (que ha soportado todo lo que el basket me condiciona) y sobre todo con esa mujer que tanto admiro y quiero, que me dio la vida y siempre creyó en mí… mi madre, a la cual tengo muy abandonada por esta bendita pasión que colapsa mi agenda y mis fines de semana.
Mi familia, como mi gente ya sabe, ha pasado por momentos muy, muy duros…y con ello no pretendo decir que sean peores o mejores que los de otros, pero para nosotros han sido muy difíciles, y el basket, que me sirvió también como vía de escape, por otro lado ha delimitado en exceso mi tiempo y las oportunidades de visitar a mi “matriarca”, lo cual no me perdono, ni me voy a permitir que siga pasando más tiempo sin dedicárselo a ella.
No me gustaría tomarme este descanso sin dar las GRACIAS. El agradecimiento más sentido y de corazón para todos aquellos con los que he tenido la oportunidad de compartir pista, muchos de ellos rivales y por otro lado grandes amigos y compañeros; ese colectivo arbitral con el que tantas discrepancias he tenido, pero a los cuales siempre he demandado el mayor de los respetos por parte de mis jugadores, a ellos también he de agradecerles…que no me hayan echado más veces porque seguro que lo merecía, y me vanaglorio de tener grande amigos entre ellos; a los jugadores y jugadoras, los grandes protagonistas de todo esto. Como siempre he dicho, ese es mi mayor triunfo, más allá de medallas, campeonatos y títulos, salir a la calle y cruzarte con chicos que has entrenado 20 años atrás y que te saluden como si el tiempo no pasara, diciéndome que alguna pequeña huella les dejaste en su caminar, invitándome a sus bodas cuando hace décadas que los entrené, o incluso, llevándome a sus hijos para que yo les trabaje porque confían en mí (aunque esto en realidad lo que me indica es lo viejo que soy para estar entrenando a distintas generaciones de una misma familia); a todos esos jugadores/as que han aguantado mi carácter, soportado mis gritos y correcciones, a esa gran mayoría que han ido a muerte conmigo, a todos ellos GRACIAS DE CORAZÓN.
A los clubes que me dieron la oportunidad de trabajar en ellos, AD Posadas BC, BA Zaragoza, Sevilla, Salduba, Alborán, Córdoba, CAB Estepona, CB Marbella y mi último y gran Club que parimos hace 5 años y llevo en sangre, CB Costa Marbella, a TODOS y cada uno de ellos, gracias por la confianza depositada en mí.
A mis maestros y referentes Manolo Pulido, Paco Castañeda, Eduardo Burgos, Carlos Cabezas, Sergio Scariolo (Blanka), y otros muchos menos conocidos y compañeros de pista de los cuales he aprendido cada día, observando sus entrenos, viendo ejercicios, jugadas…
Quiero agradecer de todo corazón aquellos entrenadores ayudantes que han aguantado mi “frikismo”, han frenado mi ímpetu, controlado mi ira y soportado esas interminables charlas, algunas a altas horas buscando respuestas o preparando un partido crucial… disculpad si dejo alguno injustamente en el tintero, pero todos los que me han rodeado en estos años de basket saben que hablo de ellos (mi “hermano” Juan Baraza, Sergio Pinteño, Rober, mi “Cuerpo” y también técnico,Fon”, el incombustible Samuel “Pitu”, mi David “El negro”, el “lomo” de Jesús Pulido, mis niñas del 97-98, mi pequeño “Saltamontes” Ibón, la “pibona” de Reme, otro de mis “hermanos” y paisano Daniel Pulido…, un gran periodista y mejor amigo como Miguel González), a todos y cada uno de ellos: GRACIAS AMIGOS Y COMPAÑEROS POR SOPORTARME Y CAMINAR CONMIGO.
Y gracias también a los que no me tragan, aguantan, ni soportan…a ellos también les debo el hacerme más grande, evolucionar ante su negatividad e insulto fácil y madurar como ser humano. Gracias señores, vuestro odio me hizo crecer!!
Este no es un adiós definitivo, tan sólo un hasta pronto, porque no dejaré el baloncesto de forma radical, ya que los especialistas recomiendan desengancharse de las drogas duras poco a poco, es un proceso evolutivo…
…continuaré como Profesor de los Cursos de Entrenador siempre y cuando la FAB siga contando conmigo, del mismo modo que seguiré organizando el Clinic Internacional FCS, intentaré retomar mi blog y acudiré a aquellos lugares para cualquier charla, jornada o Clinic que me requieran y pueda asistir.
El basket lo ha sido todo para mí, he llorado como un crío, he reído a carcajadas, he sufrido…y mucho, he pasado noches en vela por un mal partido, he desatado toda mi energía en una celebración, y me he embriagado en la tristeza de una injusta derrota….todo, mis luces y mis sombras, las ha generado el baloncesto.
Pero también ese sufrimiento me ha hecho mella, y en gran parte, ha originado en mí un vacío que nada llenaba, por eso es mejor parar antes de llegar a dejar de amar a nuestro bendito deporte.
He dudado en muchas ocasiones si yo realmente estaba hecho para este deporte, porque por más años que llevase, y por más derrotas que acumulase, siempre me ha costado demasiado asumirlas y aceptarlas, siendo demasiado autoexigente y perdiendo, durante ese proceso, muchas ocasiones de ser feliz y sobre todo, de sonreir...
He cometido un sinfín de graves errores a lo largo de estos años. He intentado corregir mis malos hábitos, pero últimamente existía algo irreprimible que tarde o temprano me iba a originar una reacción exacerbada y fuera de lugar,… o una úlcera de cojones por no gritarle a más de uno y una lo que pensaba….
He de reconocer que durante este año he recibido una oferta que me ha suscitado dudas en continuar la próxima temporada porque era en Baloncesto Senior, a nivel Nacional, y eso si hace tambalear este descanso….pero de momento he de decir que no, hay también un desencanto que es difícilmente reparable, una demostración cruda y real que me han dado todos estos años y que he de asumir para ser lo más honesto posible conmigo mismo, y con los míos.
Hoy querido BALONCESTO te digo adiós, nos seguiremos viendo…eso seguro, pero ahora en de una forma algo distinta a los últimos 25 años….
Disculpad el “plomazo” que os he soltado, pero es liberador escribir con el corazón como pluma, y plasmar todas estas sensaciones cruzadas…terapéutico, sin duda.
Gracias a todos, y sobre todo….MUCHO BASKET!!
Hasta la vista “familia”….
Pablo Bernabé Pérez (Entrenador Superior de Baloncesto)

No hay comentarios: