martes, 7 de marzo de 2017

Buenos resultados para los equipos cordobeses de Primera Nacional Femenina

Los dos equipos cordobeses que militan en Primera Nacional Femenina han iniciado con buen pie sus eliminatorias de cuartos de final en busca de conseguir clasificarse para la Fase de Ascenso a LF2. Recordemos que estas eliminatorias se jugarán por el sistema de Copa, por eso el resultado de empate es válido.
Las chicas de Adeba jugaron un magnífico partido ante un clásico como es el Naútico de Sevilla al que vencieron por 66-62 y además lo tuvieron durante algunas fases del partido contra los cuerdas. Las jugadoras que entrena José María Alcántara jugaron un primer tiempo de fábula y se fueron al descanso con un (40-24) a su favor. Sin embargo el conjunto sevillano que dirige Sergio López se puso las pilas en el tercer cuarto  y acortaron las distancias hasta llegar al marcador final. Está claro que a ambos equipos les espera un magnífico partido de vuelta en el que cada uno pondrá la carne en el asador por llevarse la eliminatoria, las cordobesas defendiendo su renta y las sevillanas en busca de la remontada. 
El otro equipo cordobés Maristas Deza consiguió acabar con empate a 62 en su visita al Hospital Viamed El Reverso de Sevilla. El partido fue un continuo toma y daca entre dos equipos que pelearon con denuedo en busca del triunfo. Las chicas que entrena Javier Fijo salieron muy intensas y concentradas desde el inicio y acabaron el primer cuarto con una ventaja de diez puntos (22-12). Rápidamente Miguel Ángel Luque llamó al orden a las suyas y a base de una buena defensa igualaron el marcador al descanso (33-33). Pero el equipo sevillano mostraba su progresión y crecimiento y se lo ponía muy difícil a las cordobesas retomando de nuevo el mando en el marcador a la finalización del tercer cuarto (50-44). En el cuarto decisivo el Deza Maristas 75 apretó los dientes y metió una marcha mas en busca de poder ganar el partido pero el marcador se quedó en un empate a 62, que deja todo abierto para el partido de vuelta en el que las maristeñas contarán con el factor cancha a su favor.