domingo, 19 de febrero de 2017

Mi contracrónica del partido jugado ayer en Vista Alegre entre el Yosiquesé de Córdoba y el líder Cazorla de Jaén

El líder Cazorla pasó por Vista Alegre y ganó con solvencia su partido ante el Yosiquesé por (66-86), unos 1500 espectadores asistieron a este partido de Liga EBA (que ya mas de un equipo de categoría superior quisiera gozar), disfrutaron de un partido entre dos equipos de filosofías muy distintas y que tuvo un marcador final quizás demasiado abultado para los méritos de los cordobeses que tuvieron en jaque durante tres cuartos al potente equipo visitante (acabó el tercer cuarto con un (59-63), pero en el último parcial se le acabó la frescura al equipo de Rafa Sanz y el potencial del equipo de Juan Carlos García hizo el resto.  
No voy a hacer una crónica al uso, para eso os he colgado en el blog el comunicado de prensa que me ha enviado el Yosiquesé, pero si que me voy a centrar en varios detalles y connotaciones especiales y llamativas de este estupendo partido.
En la pista dos filosofías muy distintas
El Yosiquesé ha apostado y así lo testifica una y otra vez en cada partido, por el jugador de la tierra y basa la estructura fundamental de su equipo en jóvenes jugadores cordobeses con muchos de ellos que el año anterior eran juniors. En realidad la plantilla la forman diez cordobeses, el base jiennense Ángel Vázquez y su único extranjero el pívot brasileño Rod Gonçalves. Se entiende y se pretende que desde el crecimiento de los jóvenes y su progresión, se puede conseguir un proyecto que ilusione a los cordobeses y que luche por el ascenso con una base e infraestructura de jugadores cordobeses como fondo de armario.
Cazorla sin embargo ha formado una plantilla con un grueso fundamental de jugadores extranjeros (siete), de ellos cinco de origen norteamericano (Kelly, Crane, Murphy, Bluford y Vadad Faniel), Plácide Nakidjim de la República del Chad (de origen afriucano ha debutado hoy procedente del Morón de LEB Plata) y el senegalés Diop Diatta. Completan el grupo los jugadores jiennenses Carlos Sánchez, José Manuel Márquez, Juan Avilés, Miguel Dugnol y Manuel Marín. El objetivo fundamental es enganchar a la gente al espectáculo del baloncesto (lo han conseguido con creces llenando su pabellón en cada jornada y arrastrando muchos seguidores) y otro el intentar ascender a toda costa a LEB Plata para lo que no escatiman medios(de ahí el fichaje de última hora de Nakdjim).
Ambas filosofías son muy loables porque por caminos distintos se puede llegar a Roma, ambos proyectos cumplen las normativas y los dos luchan por mejorar el baloncesto en sus ciudades. Aunque en honor a la verdad como he sido tantos años entrenador de formación, empatizo mas con la filosofía del equipo cordobés.
Cazorla basó su estrategia defensiva en defensas zonales
Me llamó mucho la atención este detalle, mientras que en el equipo cordobés como en ellos es habitual prevaleció la defensa individual durante los cuarenta minutos, Juan Carlos García mantuvo prácticamente durante cuarenta minutos (salvo momentos puntuales), diferentes tipos de defensas zonales. Comenzó con una zona 2-3 (fue la defensa que mas tiempo mantuvo) y estableció diferentes variaciones a 1-3-1, 1-2-2, 3-2 e incluso press a toda pista 2-2-1. No sé si es la defensa habitual del equipo o decisión estratégica debida al scouting, pero con el poderío atlético de su plantilla me extrañó el poco uso de la defensa individual. Pero eso si, tengo que decir que su estrategia le dio resultado, ahogaron en la zona a Rod Gonçalves que terminó extenuado luchando contra todas las torres de Cazorla, negaron casi todas las penetraciones de los rivales con su gran intimidación y obligaron al rival a basarlo casi todo en el tiro exterior. 
El Yosiquesé jugó mejor de lo que reflejaba el marcador final
No me disgustó el juego del Yosiquesé, pese a la diferencia atlética y de centímetros con el rival nunca se arrugaron, en el comienzo del partido y mientras Rod Gonçalves tuvo fuerzas se las mantuvieron tiesas con el equipo de Cazorla que desde el inicio jugó con un cinco inicial formado por cinco foráneos. 
Me gustó el carácter y valentía de los bases Ángel Vázquez (once rebotes, muchos de ellos a base de casta y coraje) y Carlos García (con dos triples estratosféricos y sin perder la cara al partido). También los aleros Adolfo Vega (en una de sus mejores actuaciones, le dieron el MVP al mejor jugador del Yosiquesé) y Arturo López (especialmente en el primer tiempo).
Punto y aparte fue la actuación del pívot Rod Gonçalves, que acabó extenuado y firmando un registro con 18 puntos anotados, 16 rebotes y 23 de valoración. Luchó como un cosaco pero quizás estuvo algo sólo en la batalla que se libró bajo los aros.
El partido fue bastante igualado en los tres primeros cuartos y los de Rafa Sanz dieron la cara, el primer cuarto acabó con (23-27), al descanso el marcador reflejaba un (39-42), se entró al cuarto final con un tanteo de (59-6·) y a falta de siete minutos el tanteo era de (62-67), eso sí el arreón final de los de Juan Carlos García fue demoledor, con un parcial de (7-23), no dieron opción al Yosiquesé y les derrotaron por (66-86).
Aunque Placide Nahidjim y Andrew Kelly marcaron diferencias cuando mas me gustó el equipo cazorleño es cuando coincidieron en pista Carlos Sánchez y José Manuel Márquez
Está claro que Cazorla ha conformado un auténtico equipazo, pero para mí los dos mejores jugadores de ayer noche en la cancha fueron Plácide Nakdjim que debutaba con el equipo (23 puntos, 10 rebotes, 4 recuperaciones y MVP del partido con 34 de valoración) y Andrew Kelly (21 puntos, 9 rebotes, 2 asistencias, 4 recuperaciones y 27 de valoración).
Indudablemente hubo detalles a tener en cuenta del resto de jugadores, por ejemplo la salida explosiva del alero Bluford con tres triples consecutivos en el primer cuarto dio miedo (11 puntos en dicho periodo), pero luego su juego se diluyó y sólo anoto un triple mas en el segundo tiempo. Varios mates y alley-oops espectaculares, etc. Sin embargo a mi me gustó mucho mas el equipo cuando el base Carlos Sánchez cogió el mando de las operaciones y José Manuel Márquez entró en pista. Ambos jugaron quince minutos, pero casi todo lo que hicieron sobre la cancha fue con mucho sentido y sin cometer errores, es mas en ese tiempo hubo mas juego combinativo de pases y el juego fue mas colectivo, no se basó tanto en el poderío de las acciones individuales.
Gran ambiente en las gradas
Como suele ser habitual en  Vista Alegre grandísimo ambiente aderezado por la actuación del "speaker" del equipo cordobés, grupos de baile, actuación de los mas pequeños, concursos, etc. 
Unas 1500 personas con amplia representación llegada desde Cazorla, disfrutaron de un espectáculo baloncestístico de gran categoría, con exquisita deportividad tanto en la pista como en las gradas.